>24. La Fe en Dios.

>Hebreos 6:1 “Por tanto, dejando los principios de la enseñanza de Cristo, vamos adelante a la perfección, sin poner otra vez el cimiento del arrepentimiento desde las obras muertas, de la fe en Dios” La Fe en Dios es otro de los fundamentos de las enseñanzas de Yeshua, igualmente como en el caso del arrepentimiento separado de las obra muertas, por lo tanto, es necesario entender que la Fe en Dios es un cimiento para edificar a los creyentes.

La palabra Fe es traducida del hebreo AMAN que quiere decir apoyarse, o descansar en alguien, confiar, tener seguridad. La palabra Fe en el Nuevo Testamento tiene el mismo significado que en el Antiguo Testamento, pero con la aclaración que la Fe es como una escalera, así la fe en Dios es el primer peldaño, cuando esta primera relación madura empieza la fe DE Yeshua, en la que la relación del hombre con Dios se intensifica de tal manera que este llega a ser UNO con el Altísimo.

Los ejemplos más importantes de la Fe en Dios del Antiguo Testamento están en Hebreos 11. Veremos el versículo 3 “Por la Fe entendemos que el universo fue preparado por la Palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía” La primera expresión de la Fe en Dios, es reconocer y admirar el inmenso poder y la sabiduría creadora de la Palabra de Dios. Tan grande es Su poder y Su sabiduría que las Palabras dichas por Dios se transformaron en las cosas que se ven, por ejemplo Dios dijo: Haya la luz y apareció la luz. La Fe en Dios creador debe ayudar a una persona a recordar que es una criatura, y como tal es necesitada y dependiente.

Hebreos 11:4 “Por Fe Abel ofreció mejor sacrificio que Caín, por lo cual alcanzo testimonio que era justo…” Abel se acerco con el sacrificio de un cordero, indicando su sumisión al acto soberano de Dios, que le puso, igual que a toda la humanidad, bajo el pecado de Adán. Al contrario de Caín que no reconoció estar bajo el pecado de su padre, por esto se acerco a Dios con los frutos de al tierra como gratitud por las cosechas. La confianza de Abel en la decisión de Dios de ponerle bajo la culpa de Adán, y su necesidad de acercarse con el sacrificio del cordero indican su Fe en El.

Otra señal de la Fe en Dios es caminar con El, como Enoc, padre de Matusalén, Génesis 5: 24 “Camino, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque le llevo Dios” El caminar de Enoc con Dios se refiere a amoldar los diferentes aspectos de su vida a las indicaciones y a la guía de Dios. Así mismo, Enoc, con mucha frecuencia, se acercaba a Dios en oración seguro que estaba en su Presencia, esta actitud del Patriarca agrada a Dios.

Otro aspecto de la fe en Dios es creer en la veracidad de Sus Palabras, como Noe, Heb 11:7 “Por Fe Noe, siendo avisado por Dios acerca de eventos que todavía no se habían visto, preparo un arca con temor reverente, para la salvación de su casa…” Cuando Dios le anticipo el diluvio a Noe, aunque nunca había llovido, el tomo seriamente la advertencia y la dio tanta importancia que siguió la indicación divina de construir un barco que flote en las agua del diluvio, para la salvación de su familia.

Luego viene el ejemplo de Abraham. Su fe en Dios fue puesta como el modelo, por esta razón la inspiración le llama al patriarca padre de los creyentes. Como es sabido, la fe de Abraham en Dios se asienta en dos promesas, la una es la promesa de tierra y la otra promesa es de la semilla o del descendiente.- Resalta la confianza de Abraham en las dos promesas de Dios porque el era viejo, su mujer estéril, y vivió en la tierra prometida como extranjero, porque sabia que las ofertas de Dios eran para el futuro.

También la fe en Dios incluye confiar en su suficiencia para llevar a los creyentes en Dios hasta Yeshua como se lee en Juan 6:29, 37, 44, 45 “ Respondió Yeshua y les dijo: Esta es la obra de Dios: Que tengáis Fe en el que el ha enviado…Toda persona que el Padre me de, vendrá a mi, y al que a mi viene, no le rechazo…Nadie puede venir a mi, si el Padre que me envío no lo trajere; y yo le resucitare en el día postrero. Escrito esta en los profetas: Y todos serán ensenados por Dios. Así que, todo aquel que oyó al Padre, y aprendió de el, viene a mi” En este punto se completa la primera etapa de la relación del Padre con el hombre: llevarle hasta el Mesías. O sea que todos los diferentes aspectos de la Fe en Dios tienen un solo propósito: conducirle al creyente hasta el Mesías, para que el a su vez le salve y le lleve a la unión perfecta con el Padre. Juan 17:21 “Para que todos sean UNO; como tu, OH Padre en Mi, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros…”

Repitiendo, la Fe en Dios creador, la confianza en la inteligencia y amor de Dios al poner a la humanidad bajo la condenación del pecado, la Fe en el amor, poder y en la sabiduría de Dios para guiar nuestras vidas, la confianza en el cumplimiento de las profecías bíblicas, también la esperanza del mundo gobernado por el Mesías, y la seguridad de llegar a Yeshua, ahora, llevados por el Padre, constituyen uno de los cimientos de las enseñanzas del Mesías. Por lo tanto, cuando las instrucciones, especialmente del Nuevo Testamento, se basan en la fe en Dios, entonces el crecimiento a la perfección esta asegurado. Efesios 4:13 “Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud del Mesías

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s