>21. Los frutos del Arrepentimiento III

>Hechos 26:18 “… y salgan del dominio de Satanás al de Dios…” Solo Dios es capaz de sacar, al que da arrepentimiento, de la potestad de Satanás y le llevarle bajo Su autoridad.

El dominio de Satanás en la humanidad es real, se puede ver en los adulterios, mentiras, orgullo, envidia, etc. de los seres humanos. Por esto, las escrituras alertan sobre el control de Satanás en los pensamientos y actos de la humanidad caída, Efe. 2:1,2 “ …cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados,…siguiendo la corriente de este mundo, sujetos al príncipe del poder del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia” Col 1:13 “ Dios nos ha librado del poder de las tinieblas….” 2 Tim.2:25,26 “ Con mansedumbre corrija a los que se oponen, quizá Dios les conceda que se arrepientan, para entender la verdad, y escapen del lazo del diablo, en que están cautivos a voluntad de el”

El problema con el dominio de Satanás es que el ser humano es inconciente que vive sujeto al maligno, razón por la cual la orden divina arrepentíos tiene poca respuesta. Sin embargo, la Palabra inspirada denuncia la forma que Satanás ejerce este dominio, Sant. 1: 14, 15 “Pero cada uno es tentado de su propia concupiscencia que es seducida y engañada. Entonces la concupiscencia concibe y da a luz el pecado, y cuando es completado el pecado produce la muerte” El alma de Adán enfermo sin remedio, cuando cayo; y como resultado de la enfermedad de su alma sus deseos se degeneraron. Y la perversión de los deseos es la concupiscencia. Además, le menciono que el alma es el asiento de los deseos, también le recuerdo que los deseos fueron puestos por Dios para mantener la vida; por ejemplo el deseo sexual es necesario para mantener la especie, el hambre es para suplir los nutrientes requeridos para la vida, etc. Pero los deseos aunque son vitales en si mismos, se depravaron cuando Adán los sometió a Satanás, es decir, cuando comió lo que no debía, y desde entonces, en lugar de servir para la vida, son para muerte.- Por ejemplo, comer alimentos que no son sanos o en exceso enferman en lugar de servir para vivir.- Como indican estos versículos, los deseos enfermos son el origen de la tentación, y cuando uno los acepta resultan en los pecados que llevan a la muerte.

Llama la atención que los deseos son el único espacio de acción de Satanás en el hombre. Ahora, ya que los deseos son tan importantes para la vida, entonces Satanás tiene un gran poder sobre las personas y sobre sus vidas.

Aquí cabe la pregunta: ¿es posible dominar los deseos? La respuesta es no. ¿Entonces el hombre esta condenado a ser siempre esclavo de Satanás? NO, porque Yeshua pago el precio para que Dios nos saque del poder de Satanás. Mat. 20: 28 “…el Hijo de hombre vino…para servir y dar su alma en rescate por muchos” Se ve que el costo fue su alma, o sea Yeshua nunca cedió a los deseos enfermos que heredo de Adán, mas bien siempre los negó, incluso hasta la muerte.

Gracias a que Yeshua pago el rescate, Dios, mediante el arrepentimiento, nos traslada de la esclavitud bajo Satanás a ser ciudadanos del Reino de Dios.

Fíjese que el arrepentimiento es la acción del poder de Dios en una persona, mediante la Fe. En otras palabras, mi fe en que Yeshua dio su alma para mi rescate (mi fe también es un don de Dios) abre el camino para que el poder de Dios me saque del dominio de Satanás y me pase a su reino.

Desde ese momento la vida en el reino de Dios descansa en la FE, a su vez la Fe se asienta en el poder de Dios. Este punto es necesario tener presente después del arrepentimiento, porque entonces Satanás aumenta la presión de su poder sobre el creyente. 1 Cor 2:5 “Para que vuestra Fe no este fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios” Así mismo, desde el arrepentimiento se incrementa la lucha de dos poderes, el de Satanás para recuperarnos para las tinieblas, y el de Dios para mantenernos en su reino. 1 Cor 4:20 Porque el reino de Dios no consiste en palabras, sino en poder”

Reitero, que es imprescindible que descansemos por Fe en el poder de Dios, porque el entendimiento de los creyentes ya esta iluminado desde el arrepentimiento, para conocer la protección de Dios, y vencer al maligno, Efe 1:18 ,19 “ alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis …cual es la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la obra del poder de su fuerza” Judas 24” Y aquel que es poderoso para guardarnos sin caída, y presentaros sin mancha delante de su gloria con gran alegría”
Demos gracias a Dios por el arrepentimiento.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s