>20. Los frutos del Arrepentimiento II

>Hechos 26:18 “… para que se vuelvan de las tinieblas a la luz…” Recuerde que en Lucas capitulo 15, Yeshua enseña que el arrepentimiento es la obra de Dios que nos traslada de las tinieblas a la luz.

Las tinieblas es un termino con mucha significación, por ejemplo Juan 1:5 “La luz en las tinieblas resplandece, pero las tinieblas no la reciben” La luz puede invadir las tinieblas, sin embargo la oscuridad nunca acepta la luz, por que la luz no puede mezclarse con la oscuridad, ya que si se pudieran mezclar, la oscuridad dejaría de ser oscuridad. Ahora, si la luz significa la vida con Dios y la oscuridad señala  la existencia bajo Satanás, entonces este versículo enseña que no es posible, al mismo tiempo, vivir bajo Satanás y a la sombra de Dios. Ahora, Veamos Juan 3:19 “ Este es el juicio: que la luz vino al mundo, pero los hombres amaron mas las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas” Este pasaje aclara que el juicio es la separación total de la luz de las tinieblas, además muestra que la fuerza de las tinieblas esta en la ignorancia del efecto de las acciones equivocadas, o sea, los resultados de las obras malas están ocultos a los hombres, por esto son seducidos por las tinieblas y aman la oscuridad..

Juan 12:35 “…porque el que anda en tinieblas no ve a donde va” En otras palabras, el que camina en la escuridad no puede ver las consecuencias de su conducta, o sea, no se da cuenta que toda palabra y toda acción tienen efecto en su futuro. Entonces llega a ser que la ceguera respecto al futuro, es el peor fruto de las tinieblas.- En esta misma línea, las tinieblas ocultan tanto la maldad del pecado en si, como los efectos perniciosos de los pecados del pasado en la conducta presente. Esta es la causa por la que en el juicio habrán personas que piensen haber alcanzado la justicia por si mismos, pero serán expulsados a la oscuridad exterior. Mat. 22:12 ,13 “Y le dijo: Amigo ¿Cómo entraste aquí sin estar vestido de boda? Pero el enmudeció. Entonces el rey dijo a sus sirvientes: Atadle de pies y manos y arrojadle a las tinieblas de afuera…” Otros resultados de la tinieblas están mencionados en Rom 13:12,13 “…Desechemos las obras de las tinieblas…no en glotonerías, borracheras, no en lujurias y lascivias, no en peleas y envidias…no obréis para los deseos de la carne”

Las tinieblas es otra forma de decir muerte, donde domina Satanás con sus Ángeles. Por lo demás, las tinieblas figuran la obra de Satanás para enceguecer la mente, a fin de que no se comprenda el evangelio de Yeshua. 2 Cor 4:4 “el dios de este mundo cegó el entendimiento de los incrédulos para que no ilumine la luz del evangelio de la gloria de Cristo…”

Le reitero que Dios obra para que aceptemos el arrepentimiento que ya fue alcanzado gracias al sacrificio de Yeshua, para hacernos pasar de las tinieblas a la luz, Col 1:13 “Dios nos ha librado del poder de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo”

“… para que se vuelvan de las tinieblas a la luz…” La luz es la revelación y la presencia de Dios, Sal 27:1 “Yahweh es mi luz y mi salvación; ¿de quien temeré?…” 1 Juan 1:5 “Este es el mensaje que hemos oído de el, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en el”. O sea, por el arrepentimiento Dios nos traslada de las tinieblas al poder de su Hijo, en quien tenemos la revelación y la comunión con el Padre.

Además, en el reino de la luz, todo y todos son luz, así, el Padre es Luz, Sant. 1:17 “…del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación”. El Hijo es luz, Juan 8:12 “Otra vez Yeshua hablo diciendo: Yo soy la luz del mundo, el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida” Los que han experimentado el arrepentimiento son luz, Mat. 5: 14 “Vosotros sois la luz del mundo…” Por lo tanto, cuando Dios traslada a una persona de las tinieblas a la luz, esta persona entra en Su presencia.

Repito, la luz revela, y Yeshua es la luz del mundo, entonces la función de Yeshua es dar a conocer al Padre a los que han recibido el arrepentimiento. Mat. 11: 27 ”…ni al Padre conoce alguno, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo quiera revelar” Además, leemos en Juan 17:3 “Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado” En otras palabras, al pasar de las tinieblas a la luz, el Hijo empieza a darles a conocer al Padre, a los que han obedecido su mandato: arrepentíos. Es decir, por el arrepentimiento los creyentes entran en la vida.

Lo explicado resalta el privilegio de aceptar la orden divina: arrepentíos. Hechos 17:30 “Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de la ignorancia, manda ahora a todos los hombres, en todo lugar, que se arrepientan” Así mismo, es claro que Dios quiere hacer capaz a cada ser humano para que se arrepienta. Col 1:12 “…el Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz”

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s